Google+ Followers

jueves, 14 de marzo de 2013

39 DESDE EL AYER


 


Aturdido por el canto de la vida, no noté que empezaba a recordarte,

los pájaros jugaban a la mancha, entre el enjambre de verdes en el prado.

Se colaba el sol entre las hojas y me llegaba con la brisa de verano

una música de trinos y esperanzas, colmándome de paz aquella tarde.

Embriagado con aromas y colores y el frescor que me brindaba la arboleda,

comenzaba a recordarte lentamente, como olas que llegaban desde lejos.

De la nada me llegaban a la mente, las palabras que dijiste aquella vez,

la sonrisa dibujándose en tu rostro y los besos que nos dimos tantas veces,

los poemas de amor que tu escribías, en las hojas arrancadas al cuaderno

adolescencia que perdida ya en el tiempo, inundaba los momentos de ternura

y el espíritu de jóvenes proyectos que quedaron escondidos en el tiempo.

Que sencillo resultaba ser feliz, con que poco conseguíamos la dicha,

solo vernos a los ojos nos bastaba, para sentirnos por encima de la gente,

con un beso conseguíamos la dicha, de sentirnos lejos de este mundo.

No recuerdo o no quiero recordar, cuando fue que  despertamos a la vida,

Me niego a recordar esos  colores, que cambiaron nuestra forma de sentir.

solo quiero recordar esos momentos, que afloraron como sueños en mi mente

y mirando ese trocito de celeste, donde parecen jugar aquellas nubes.

Saborearte una vez mas entre recuerdos, embebido en el paisaje que te nombra

dormitar acariciado por la esencia, de tus ojos que me miran desde el tiempo,

de tu voz que me susurra desde el alma, poesías que me llegan del ayer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario