Google+ Followers

martes, 12 de marzo de 2013

19 Mi jardín


19

 


Alguien sembró una rosa en mi olvidado jardín

su color es la esperanza y su aroma la ilusión

allí donde las pasiones  florecían por doquier,

allí donde se murieron las ilusiones de  ayer.

 

Todas las alegrías que supe ayer cosechar

se marchitaron de pronto para no volver jamás

se entristecieron los sauces que no dejan de llorar

y de las aves del campo no se escucha su trinar

 

El frío de los inviernos se detuvo en mi jardín,

la oscuridad de la noche se quedó en ese lugar

nadie suele ya pasar por el camino perdido

entre las matas de espinas y los recuerdos raidos.

 

Alguien sembró una rosa en mi olvidado jardín

alguien que no conozco, que nunca fue por allí

tal vez fue un enviado por la oscura soledad

para romper el hechizo de no volver nunca a amar

 

Alguien sembró una rosa, su color es la ilusión,

lo sintió mi corazón y despertó de repente

se ve extraña la sonrisa que la vida me dedica

temo que sea una broma del destino, de la gente

 

Temo que sean dolores disfrazados de colores

y  de nuevo sinsabores hagan presa de mi ser.

temo que sea una burla del destino nuevamente

y le temo a la ilusión de alguna falsa promesa.

 

Deseo que sean ciertas las hojas en el rosal

y que broten primaveras con la fuerza  de un volcán

que disipen éste miedo que me devora por dentro.

y pueda creer nuevamente en las flores que se dan.

 

Alguien sembró una rosa en el momento preciso

en el que  me disponía a abandonar el jardín.

no quiero hacerme ilusiones, es mas aún, tengo miedo,

de que sea un espejismo, de que sea solo un sueño.

 

Si esas flores nuevas que están brotando a mi puerta

se marchitasen de nuevo,  como lo hicieron ayer,

si no fueran verdaderas esas nuevas esperanzas

pondría fin a mis días, me entregaría a la muerte..

 

alguien sembró una rosa en mi olvidado jardín,

me promete cosas nuevas, otra oportunidad.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario