Google+ Followers

martes, 12 de marzo de 2013

27 TE ESPERO


Espero a que llegues con ansias, aunque no creo quererte, imagino tus besos y  que haremos el amor, tengo deseos de ti, tengo ganas de tenerte, quiero sentir tu voz y disfrutar  tus locuras y hasta enojarme contigo por pavadas del momento, no sé por que, pero te espero, quiero que llegues ya, para poder abrazarte y deleitarme contigo, necesito  de tus brazos, estoy ansioso de ti.

Tu me dices que me amas, me regocijo con ello, me pides que te lo diga y no lo puedo decir, pero mi piel habla  contigo y creo que tú la entiendes.

Quisiera que fuera amor, mas no sé de que se trata, entiendo que mi soledad me hace llamarte a gritos y es a ello  que le ataño la necesidad que tengo de ti.

No puedo ni quiero, interpretar mi  sentir, no deseo ponerle nombre, quiero sentir lo que siento sin tratar de descifrarlo, el sentir es lo que cuenta, porque es después de todo, lo que me hace feliz.

Tantos días sin verte, hacen de mí un ser ansioso, te extraño y  es evidente, yo quiero que estés conmigo  aunque sea para verte,  aunque  sea para oírte, no quiero sentirme solo cada vez que me despierto, quiero contar contigo para todo lo que haga, aunque sea  para ver, que estás allí a mi lado.

No te enojes cuando digo que no creo en el amor, pues creo que yo le temo por demás a esa palabra, creo que tengo miedo de depender de esas cosas, siento que si lo fuera terminaría alguna vez y deseo que el deseo que me produce tu piel, se mantenga encendido sin tener obligaciones. Sigamos viviendo así con deseos siempre de vernos, no hagamos que la rutina deshaga lo que vivimos, vivámoslo solamente sin prometernos amarnos, así si un día sentimos que no deseamos tenernos nos lo decimos y listo, cada uno por su lado. de la forma que sentimos lo que nos dice la piel, no creo que con palabras nos podamos engañar,

Sé que si no deseas estar conmigo algún día, lo sentiría al momento pues mi piel a tu piel responde, sé que tu intuirías si mi piel  no te deseara

El trato no es de palabras, sino puro sentimiento, y me alegra que así sea, pues odiaría el engaño, la desconfianza, el temor, las mentiras piadosas y odiaría que tu piel no responda a mis caricias. Prefiero vivir así, deseando que estés conmigo, a tener que estar contigo cuando tu ya no lo quieras, cuando el tiempo y el hastío apaguen este  deseo, deseo que llegues ya, quiero abrazarme de ti y sentirme complacido por estar vivo otro día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario